Entendemos el proyecto de arquitectura como el proceso creativo que desarrolla una propuesta plástica y espacial que permite solucionar necesidades de habitabilidad propias a cada caso, y el proyecto de construcción como la ejecución de una propuesta espacial, en base a procesos constructivos que generan un producto de tangible y concreto, verificable en su calidad.

En la perspectiva de nuestra empresa esta, que junto con ejecutar el diseño y/o la edificación de la obra de arquitectura solicitada, se aproveche la instancia para orientar al mandante en la visualización de las mejores alternativas de solución donde se conjuguen positivamente la diversidad de variables (espaciales, económicas, formales, legales y temporales) que confluyen en la definición de una propuesta particular e integral para cada caso.