Entendemos el proyecto de arquitectura como el proceso creativo que desarrolla una propuesta plástica y espacial que permite solucionar necesidades de habitabilidad propias a cada caso, y el proyecto de construcción como la ejecución de una propuesta espacial, en base a procesos constructivos que generan un producto de tangible y concreto, verificable en su calidad.

 

Consideramos la gestión como la  conjugación de multiples variables presentes en el desarrollo de un proyecto de arquitectura, en base a la singularización de cada propuesta, y como esta se compromete con la mejora en la habitabilidad del mandante respetando el entorno y todas las variables que intervienen en el proceso constructivo..